Un tierno dios:

Deberíamos tener un dios gato o un dios perro y ser fieles a sus designios.

Procurarles en vida su comida Pedigree y Whiskas, [orgánicas por favor.]

Amarlos y sin escrúpulos atrevernos a darles besitos en sus hocicos y ver los milagros que hacen cuando la familia, los amigos y los amores se van, cuando nos quedamos más solos que la nada; y ahí se dará el milagro, ya sea gato o perro, estarán ahí, sin importar lo mierda que somos, sin horrorizarse por lo feos que somos, ellos vendrán a nosotros como nunca antes lo ha hecho el dios del hombre; ¡ese sería el milagro! 

Un dios gato o perro, con el cual yo pueda jugar, y que por las noches cuando llegue tarde a casa, me espere curioso y lleno de amor sin reproches, ni amenazas del fuego eterno.

Un dios gato o perro que yo pueda mostrar en las fotos, sin parecer demasiado boba.

Un dios sin venganzas.

Un dios que no sea matón.

Un tierno dios.

Un dios que me enseñe a amar..

Que se tienda en la puerta de la casa, bajo el rayo del sol a lamerse las bolas o las tetas sin pena, feliz de estar conmigo; un dios gato o perro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s