Esa mujer

Una parte de esa mujer se pierde,
no sabe si es una esquina,
un Cronopio, un gajo de naranja
o un barco imaginario que zarpa
de unos ojos.
Esa mujer no es llanto,
solo se pierde
como una aguja
en la mirada ávida del poeta,
se pierde lento,
se deja ir, no pregunten por ella,
ya no está,
la otra parte de ella
se ha incrustado en el espejo
azul oscuro de este cielo
sin estrellas.

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s